'El origen del planeta de los simios'

Ojo spoliers
El origen del planeta de los simios (2011). Parece que la cura al alzheimer está cerca. El joven científico Will Rodman, hijo de un enfermo con dicha enfermedad, está probando en simios un nuevo fármaco revolucionario. Pero al laboratorio para el que trabaja no le convence la idea si no hay resultados. Tras varias idas y venidas, obtiene un virus que no sólo repara el cerebro, sino que lo potencia.

El principal problema es sus efectos son distintos en los simios y en los humanos. A todo esto, Rodman 'adopta' una cría de primate, César, que evolucionará de manera sorprendente. Con el desarrollo de su propia consciencia, las inquietudes y planteamientos sobre su existencia en un mundo de humanos -por norma general cabronazos con él-, le harán buscar su propio hogar.

Precuela bastante buena del célebre clásico de ciencia-ficción, al cual se le hacen algunos guiños a los largo del metraje ("Quítame tus sucias manos..."; hombres a caballo persiguiendo simios, exploradores a Marte misteriosamente desaparecidos...). Amena y amable, gustará a la mayoría de aficionados al género que no tengan mayor pretensión que pasar un buen rato. 

Conclusión: Pese a las reticencias que pueda producir mentar el nombre del "Planeta de los simios" en vano, el resultado es positivo.
(+): La fluidez con la que discurre la trama y los efectos especiales con los que se recrea tanto primate.
(-): Poca chicha en el guión: personajes estereotipados y con poca profundidad.